Constantemente irreverente, saludablemente infinita y sustancialmente ella, mujer y esclava asexuada.
Tímidamente sonrisa simulada y dispuesta; sus cabellos, romances nocturnos y claustrofóbicamente sincera.
Estallada de malos tiempos, descorazonadamente simple.
Vacilantemente estrella ya vencida y año a año cautivante de inconcebibles aciertos.
Obscuramente cansada de suicidios repetidos, de las palabras que fueron, de los aullidos que no son, de los matices gastados y de aquellos viejos rudimentos.
Motivada la mujer cabecea, acribillando la ilusión despareja que avecina cielos deteriorados.
Exhaustiva, la mujer trastabilla, cae vencida, inconciente animal suministrador.
Tempranamente enloquecido el tiempo de juventud por ese desastrozo malentendido de la ciudad, de la vida, del sexo, de lo opuesto, DE LO OPUESTO!



Chachu mayo '09



Hay cosas
por las que vale la pena gastar
millonadas de energía...




"Cubre la memoria de tu cara
con la máscara de la que serás
y asusta a la niña que fuiste"
(A.P.)

10 comentarios:

Rocío dijo...

conozco muchas cosas por las que vale gastar mucha, muchísima energía...

Me encantó esto nuevo, Cha. Pero más me gustaría que gastes energía en verme, y nos veamos de una puta vez!

beso!!

Lucas dijo...

Los opuesto se atraen.... eso dicen.
Volviste!!!!!!!
Beso!

Mar y Sol(a veces tenue y otras no) dijo...

Hola Señora!! Aquí vine y veo que no fui la única que anduvo desaparecida.
Un abrazo inmenso para usted.

Ene dijo...

Llamado a la solidaridad (femenina)

http://pastillasoduelo.blogspot.com

Un nuevo blog de una chica neurótica y lastimada que necesita apoyo femenino.

Gracias

Latin Loser dijo...

ay chicas, la energia no se gana ni se gasta, se transforma, es termodinamica pura!!!

Regina dijo...

Demasiados días sin pasar por aquí.


"Estallada de malos tiempos, descorazonadamente simple."


sincero, valiente...


Un abrazo

Jor Arribillaga dijo...

Cada vez escribís mejor.

Un abrazo nena! obvio que me acuerdo de vos :)

P dijo...

La vida es esto. Prestémosle atención a los
detalles. Al calorcito humeante del pis, a sacar la basura, a viajar apretados
en colectivo. Si no disfrutamos eso, ¿qué nos queda?

*AntagoniSta* dijo...

Hay cosas
por las que vale la pena gastar
millonadas de energía...


Sí, es verdad.

Me hubiera gustado mandarte un mail, pero no, no tengo tu dirección.
Una pena.

Mar y Sol(a veces tenue y otras no) dijo...

Dónde anda usted amiga...