No creo que hayas entendido mi llanto en silencio, mis lágrimas de sexo, mis ojos de sentimientos.
No creo que hayas entendido que me cuesta el olvido, que me duele el simplismo, que me aflige el pasado y el posible futuro con tu ausencia.
No has entendido que sentirte irrumpirme te hace invencible ante los recuerdos del ayer y los infames "qué dirán".
No creo que hayas entendido que aunque mis sueños se desentiendan de tus realidades yo te sigo si me prometés un puñado de libertades coherentes.
Pero creo que sí has entendido que todo esto es demasiado para este corazón anudado por idiotas inútiles, inservibles, muertos-vivos (y no hablo de esos que, vos decís, asustan por las noches y que yo nunca vi).
Creo que has entendido que me rindo ante tus oídos hermosamente infectados de placer; ante tu boca delicadamente drogada con las más ricas medicinas, y tus ojos que persiguen pestañas que ya han sido felizmente heredadas.
Me rindo ante tus manos que doblan en tamaño a las mías, y ante tus brazos atacados por lunares suicidas.
Me rindo ante tus piernas, tus rodillas asesinas; tu calor, doliente salvador y tus ruidos nocturnos (colosal señal de que duermo a tu lado).
Me rindo ante tus mañanas traducidas en las mías; ante tus ojos de madrugada que me observan entre sueños; ante tus besos que soplan, suspiran, dicen, acarician, excitan, buscan intempestivos, besan...
Mis instintos de mujer descuidada se rinden ante tus instintos de hombre herido.
Me rindo ante tus cosquillas excitadas por mis dedos que acarician; ante tu espalda anidada por mi pecho, y ante tu pecho anidado por mi mejilla izquierda.
Me rindo ante tu frente, en ese momento en el que se inunda de sudor frío.
Me rindo ante tus labios, víctimas de mordidas inocentes, de la inocencia más mentirosa.
Me rindo ante tus sienes y los años que me llevás de ventaja.
Me rindo ante tu tierna ignorancia y tu inteligencia ignorada; ante tu sonrisa olvidada y tus palabras calladas.
Me rindo porque sos la mejor razón de mi cordura simulada; porque me guardo en vos cuando no tengo ganas del mundo y sos mi mejor refugio.
Me rindo ante vos porque parás para escucharme y me escuchás sin juzgar; porque cuestionás mis silencios menos absurdos de lo que quizá pensás.
Me rindo ante vos porque rotulás mis caricias, movimientos, sonrisas...
Sin más motivos que el motivo mismo de que existas en mí, me rindo ante vos porque me explicaste (sin siquiera explicarme nada) esto del amor que siendo cursi no lo es ni un poco...




Hace un tiempo me rendía ante la vida... por suerte hoy encontré algo mejor ante lo cual hacerlo....



chachu.18/8/08



"Recibe este rostro mío, mudo, mendigo.
Recibe este amor que te pido.
Recibe lo que hay en mí que eres tú."
(A.P)




20 comentarios:

Lucas dijo...

En aquella oportunidad te decíamos que no te rindas ante lo malo. Pero esto es distinto. Es rendirse a cosas lindas.... Como rendirse a un pastel de chocolate.... me dio hambre....
Saludos!
Ah, muy bueno lo que escribiste!

Raquel Fernández dijo...

Qué texto tan precioso. Y siempre con ese toque de Alejandra, que lo enriquece. Me encantó leerte.
Un abrazo enorme.

Latin Loser dijo...

tengo hambre!!!

bueno, aca arriba dice "este blog se maneja con el horario medellín... en él sos libre de decir lo que quieras"

sobre tus escritos no puedo mas que rendirme ante ellos!

Silvina dijo...

Cuando yo me rendía para caer a los pies de la desesperanza, me tropecé sin querer con eso que se llama amor.

Besou.

Latin Loser dijo...

como que no podes contar lo de las vacaciones horaCio?! ahora lo debes contar!!!

uno no tira la piedra y esconde la mano!!!

virginia dijo...

y me acuerdo que yo con esas ganas de rendirte te cyberconocí.. y ahora vuelvo y veo que "estas brillando más que nunca"..

te acordaste que afuera hay un sol, y es gratis
^^

hermosas las palabras que liberaste.
un besho!
o dos :)

Javi! dijo...

...como carajo logras emocionar tanto...

*AntagoniSta* dijo...

Me uno al comment del Sr que me antecede.

Te palpás, entumida y fría. te apretás contra tus brazos. Y te calmás a vos misma: Ahí estás, rendida a los pies del amor, casi cursi, pero no.

Regina dijo...

Me ha encantado...

"Me rindo ante tu tierna ignorancia y tu inteligencia ignorada; ante tu sonrisa olvidada y tus palabras calladas.
Me rindo porque sos la mejor razón de mi cordura simulada; porque me guardo en vos cuando no tengo ganas del mundo y sos mi mejor refugio."

precioso

MBI dijo...

Gracias

Rocío dijo...

ahhh el amorrrrrrr

Mar y Sol(a veces tenue y otras no) dijo...

Holaaaaa pero qué hermoso.
Cuando se siente que poder guardarse en alguien sintiendo el mejor refugio...no es poca cosa eh!!
Hermoso y muy pero muy sentido su escrito señora.
Un abrazo inmenso y rendido ante tal declaración de amor. Es muy dichosa la persona que lo recibe.

ccccc dijo...

Yo me rindo ante el de la misma forma que vos lo describis. Porque cuando sentis eso, hasta un mensaje de texto con un "Hola, todo bien?" hace que sigas rendida, y es asi...creo que a mi tampoco me entiende.

Besitos

ANA HIMES dijo...

Cada día me gusta más tu blog, en serio!

Besos

Castel dijo...

Hace un tiempo me rendía ante la vida... por suerte hoy encontré algo mejor ante lo cual hacerlo....

interesante...

medellin, nos vemos

Socio del Desierto dijo...

A mi no me queda otra que rendirme ante la envidia (sana, obvio).

Cachibache dijo...

Me acoplo a los commnets anteriores al mio...jaja me causa gracia porq creo q en el fondo...ante 'eso' todos somos iguales...acoplo a la envidia sana!
Chau!

Pandora & Zeuz dijo...

Que diria el viejo Zeuz? (viejo ni en...)
Viva!
Iupi!
Ahora vampos a un tema más que seria motivo de celebracion.... no tiene por ahi medellina una hoja y lapices de cera? porq seria un honor recibir una imagen salida de su imaginacion acerca de como se imagina usted a Pandora y Zeuz...
Saludos medellina! Nos vemos!(ojala!)
PyZ

rocha dijo...

siempre un placer volver por aqui, hermosas lineas, se leen solas...ni un poco de esfuerzo debo hacer!

saludos!

El tano dijo...

uhh... viste que bueno que esta rendirse!